¿Cómo superar un trastorno alimenticio?

Los desórdenes en la alimentación lamentablemente son cada vez más frecuentes, tanto en hombres como en mujeres, aún desde edad temprana, estos problemas solo pueden ser abordados a través de una terapia interdisciplinar entre un psicólogo y un nutricionista.

Ante el ritmo exigente y frenético de la sociedad, muchas personas utilizan la comida como canalizador para calmar la ansiedad, el estrés o la culpa, en estos casos al acto de comer se lo denomina en psicología reforzador primario.

¿Cómo superar un trastorno de la conducta alimentaria? El primer paso es reconocer que existe un problema y se necesita acudir a la consulta con un profesional para comenzar obtener un diagnóstico preciso, en un centro de psicología en Madrid la primera consulta de diagnóstico es sin costo, en la misma se diagnostica al paciente y se propone un tratamiento a seguir.

Es importante también que el entorno de quien padece el trastorno, participe en la terapia, los miembros más cercanos de la familia, los que comparten el día a día, son quienes deberán prestar atención a distintas alarmas, acompañar y alentar en el camino del tratamiento.

¿Cuáles son los factores psicológicos que influyen el desorden alimenticio?

Existen distintas variables que pueden considerarse como factores de riesgos para que estos problemas de trastorno alimenticio sean desarrollados. Por lo general, tienen que ver con la historia interconductual de la persona, es decir, sus experiencias vividas, valoraciones de las misas, de sus relaciones, entre otras, como también con su autoconcepto, falta de autorrefuerzos, y si los refuerzos dependen de los demás, y el estilo personal que ha ido conformando la persona en cuanto a:

1.   Autocrítica.

2.   Autoexigencia.

3.   Impulsividad.

4.   Insatisfacción corporal.

5.   Necesidad de control.

6.   Pensamiento dicotómico, es decir, las cosas o son de una manera o de otra.

7.   Perfeccionismo.

Tratamientos para afrontar trastornos de la conducta alimentaria

Bulimia y anorexia, son los trastornos más comunes, en general un factor psicológico es el desencadenante, cargas fuertes de estrés, auto exigencia, obsesión por la silueta perfecta.

En el tratamiento intervienen psicólogos y nutricionistas, se trata de un equipo interdisciplinar que aborda la terapia en distintos campos, escuchar al paciente, orientarlo (rol del psicólogo) y a la vez ofrecerle un plan nutricional acorde a su estado de salud (rol del nutricionista)

La terapia puede ser individual o grupal, según criterio profesional.

En muchos casos la participación en grupos de apoyo ha sido clave para lograr avances. Este tipo de terapias es muchas veces es un canal para expresar emociones y entender que uno no es el único afectado por la situación, además de lograr salir adelante ayudando al otro, se establecen relaciones con personas que verdaderamente comprenden lo que le pasa al otro.

Es importante que el paciente quiera salir adelante y asista a la terapia con el mayor entusiasmo posible, así podrá salir adelante. Recuerda que es posible superar un trastorno alimenticio de la mano de un equipo profesional.

No hay comentario correspondiente.